986 50 85 86 / 667 51 51 32 (GALICIA)
696 43 03 44 (MADRID)
hola@alcominmobiliaria.com

Los menores y los peligros de Internet

Alcom
-
14/08/2015
-

Una de las mayores preocupaciones que suelen, o deberían, tener los padres es la inseguridad que Internet puede significar para los más pequeños (y no tan pequeños) de casa. Restringir su uso no debería ser una solución, entre otras cosas, porque muchas veces han de recurrir a la red para preparar actividades escolares. Lo mejor es concienciarlos sobre su uso y que estén preparados para evitar posibles problemas.


Controlar las webs que visitan

No hace falta invadir su intimidad pero sí preocuparse de las páginas que suelen visitar. Se deberá analizar su contenido para ver si presentan contenido inapropiado o algún tipo de malware. En caso de duda siempre se podrá hacer una búsqueda en Google por si existen referencias o comentarios que nos puedan ayudar. 


Cuidado con las redes sociales

Este es uno de los mayores peligros que existen hoy en día en Internet si no se saben usar con precaución. Si muchos adultos hacen un uso poco recomendable de ellas (como compartir que se va a estar fuera de casa por vacaciones, alentando a los cacos a actuar) imagínate lo que pueden hacer los menores.


Hay que tener especial cuidado con las redes sociales y hacerles entender lo importante que es la privacidad, que restrinjan sus perfiles para que no sean públicos y que sólo deberán conectarse con personas que ya conozcan previamente en el mundo real.


Como ejemplo de esto último, os invitamos a ver un vídeo que está recorriendo Internet y que demuestra, precisamente, lo vulnerables que pueden estar los menores si no están completamente concienciados de los peligros que entraña un uso inconsciente de las redes sociales.


Internet puede ser divertido y maravilloso si se usa de manera segura y razonable. Se pueden encontrar grandes recursos de ocio y didácticos pero se puede convertir en un grave problema si no se tiene el cuidado preciso. Muchas veces los padres no son conscientes de los peligros que acechan a sus hijos hasta que es demasiado tarde. La prevención, supervisión y educación son básicas para impedir el ciberacoso.

Ver versión completa